Enfermedad de Lyme




Enfermedad de Lyme

Se conoce como la enfermedad de Lyme a la infección bacteriana que se contrae gracias a las garrapatas negras, las cuales con su picadura logran transmitirla de manera cada vez más abundando en las personas, algo que se está haciendo muy preocupante para los especialistas en la materia.

Dicha enfermedad, es causada por la bacteria conocida como Borrelia burgdoferi y son precisamente las garrapatas de patas negras las que se encargan de transmitir ese virus, aunque  lo hacen cuando pican a ratones u otros animales infectados, no se descarta que dichos animales diminutos también infecten a las personas cuando las llegan a morder, por lo que usted puede sin duda alguna, contraer la enfermedad de Lyme si es que está expuesto a la picadura de las garrapatas.

Etapas de la enfermedad

La etapa 1  es la temprana y localizada, la cual se presenta cuando la infección aún no se ha propagado por muchas partes del cuerpo, la etapa 2 es la de diseminación temprana y es cuando la bacteria se empieza a propagar por casi todo el cuerpo de la persona, la 3 era y última etapa es la de diseminación tardía y en ella se presenta la diseminación en todo el cuerpo de la persona infectada con esta bacteria.

Síntomas

Los síntomas que más se pueden llegar a presentar en el cuerpo del enfermo son:

Picazón constante y generalizada, escalofríos en cualquier momento del día, fiebres altas y extremadamente incontrolables, dolor de cabeza muy fuerte, mareos o desmayos, dolores musculares insoportables, y rigidez en el cuello muy constante.

Para descubrir si se padece o no de esta enfermedad, es preciso hacer un examen de sangre para verificar la presencia de anticuerpos extraños, que producen dichas complicaciones.

La persona que haya sido picada por alguna garrapata, deberá, sin excepción alguna, de ser vigilada muy cuidadosamente por al menos unos 30 días para constatar que no haya peligro, de igual manera se le puede administrar una dosis única de antibióticos para aminorar los síntomas y que los riesgos que esta enfermedad provocan sean mucho menores.

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *