Enfermedades cardiacas




Enfermedades cardiacas

Para todos, es de vital importancia tener un corazón sano, limpio y muy bien cuidado pero desgraciadamente no todos podemos contar con ello y es por eso que existen las tan mencionadas enfermedades cardiacas que de alguna u otra manera vienen a afectar en forma muy fuerte nuestro diario vivir puesto que al enterarnos que padecemos de una enfermedad de ese tipo inmediatamente nuestra vida cambia de manera radical en todos los sentidos, tanto en el personal como en el aspecto alimenticio, entre otros.

Como es bien sabido, el corazón es prácticamente el centro de todo nuestro aparato circulatorio puesto que es él quien se encarga de bombear la sangre a todas y cada una de las células del cuerpo a través de los vasos sanguíneos y la sangre cumple su función, que es la de transportar de la mejor manera el oxigeno que las células necesitan, pues bien, lo que provocan las enfermedades cardiacas es que el corazón deje de realizar las funciones para las que está hecho provocando un completo desorden dentro de nuestro cuerpo, dañando de lleno a lo que son nuestros vasos sanguíneos.

Las enfermedades cardiacas pueden ser adquiridas si nosotros no detectamos a tiempo factores que nos ponen en riesgo, algunos de estos factores son el ser una persona de edad avanzada o si es que en la familia contamos con familiares directos que tienen este padecimiento por lo que puede considerarse como una enfermedad hereditaria en algunas ocasiones, sin embargo también hay situaciones que nosotros tenemos en nuestras manos y que por lo consiguiente podemos evitar para no tener estos padecimientos, ejemplo de ello es el dejar de fumar, evitar caer en sobre peso y por supuesto el no hacer ejercicio.

Los síntomas de que una enfermedad cardiaca son por ejemplo, cuando se presenta en nosotros una enfermedad cardiovascular, dolor intenso en el pecho y por supuesto las picaduras extremas en el corazón. Los estudios que pueden revelar si es que se padece o se está propenso a padecer una enfermedad de este tipo son: Los electrocardiogramas, los ecocardiogramas, las pruebas de esfuerzo, la cateterización y la exploración carótida.

Recuerda que la salud nunca será un juego, así que cuando en tu cuerpo notes algo que no se torna dentro de lo normal es hora de ir con tu doctor de cabecera para que te revise, no hay que dejar las cosas a la deriva.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *